Shinobis Seirei
Konichiwa! //Shinobis Seirei™// te da la bienvenida...si ya eres usuario ingresa y cheka los ultimos temas y si no lo eres q esperas registrate y animate a ser parte de nosotros....
PD:leer la seccion Ingreso


Foro oficial de los //Shinobis Seirei™//
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Últimos temas
» KIEN KIERE RAMEN!!!!
Lun Mayo 30, 2011 4:09 am por chelle-kun

» Kiero ingresar komo nuevo mienbrooo
Sáb Mayo 28, 2011 10:32 pm por chelle-kun

» SCHOOL DAYS: Dias de Escuela --**El Triángulo Amoroso y su Final**--
Mar Abr 26, 2011 5:36 am por KARIN

» ola soy majo "karin"
Mar Abr 26, 2011 4:47 am por KARIN

» aca el lider de akatsuki
Mar Abr 26, 2011 4:29 am por KARIN

» Hola q tal soy Cristhiam xD!!!
Mar Abr 26, 2011 4:09 am por KARIN

» ORANGE RANGE
Jue Dic 02, 2010 2:47 am por leader_of_akatsuki

» (solo para la elite)Nueva reforma sobre admision de nuevos miembros
Lun Nov 08, 2010 1:07 am por T=NRZ inc.

» Hola Hola
Lun Nov 08, 2010 12:56 am por T=NRZ inc.

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Agosto 2014
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
CalendarioCalendario
Comparte | 
 

 St es el resumen de la novela "Maria" de Jorge Isaac

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Hinata
Gennin


Femenino Cantidad de envíos: 15
Fecha de inscripción: 19/09/2009
Edad: 20

MensajeTema: St es el resumen de la novela "Maria" de Jorge Isaac   Sáb Oct 17, 2009 8:13 pm

Enmarcada por la espléndida geografía del Valle del Cauca, en épocas pasadas floreció la hacienda «El Paraíso». Allí, rodeados por la bondad de sus padres y tíos, crecieron dos jovencitos de nombres Efraín y María, primos hermanos, quienes desde su más tierna infancia se hicieron inseparables compañeros de juego y alegría. Muy pronto, sin embargo, el camino de los dos primos se separó.
Efraín, alcanzada la edad necesaria para emprender una sólida educación, fue enviado por sus padres a la ciudad de Bogotá, en donde, tras seis años de esfuerzo, consiguió coronar sus estudios de bachillerato.
María, entre tanto, lejana ya las delicias de la infancia, se había convertido en una bellísima muchacha, cuyas dotes y hermosura encandelillaron al recién llegado bachiller.
Ciertamente la sorpresa del muchacho fue compartida. También María se sintió vivamente Impresionada ante las maneras y el porte de su primo, y aquella mutua admiración dio tránsito a un vehemente amor que se apoderó de sus corazones, sin que ellos mismos pudieran comprenderlo o sentirlo.
El cariño de los jóvenes progresó dulcificado por las bondades de su medio y muy pronto, a pesar de que ellos quisieron ocultarlo, los ojos de sus mayores recabaron en este mutuo afecto. Entonces, una sombra dolorosa se interpuso entre los dos enamorados. Los padres de Efraín, quienes abrigaban un vivísimo amor por su sobrina, no podrían olvidar una penosa circunstancia .que señalaba indefectiblemente su destino. Tal como su madre, muerta bastante tiempo atrás. Maria daba muestras de padecer una dolorosa enfermedad. Aquella dolencia, que llevara a la muerte a quienes la padecieran, tarde o temprano, empezaba a notarse en el semblante juvenil de la muchacha. Ningún alivio era suficiente, y aunque el ánimo de los buenos señores se inclinara favorablemente al amor de los muchachos, la posibilidad, casi indudable, de la muerte temprana de María, los obligaba a oponerse.
A pesar de ello, sus acciones no revistieron crueldad o torpeza. Todo lo contrario, el padre llamó a Efraín a su lado y sin mostrar señal alguna de su íntima determinación, lo instó a viajar a la lejana Europa a fin de adelantar estudios superiores de medicina. Aquella solicitud conturbó el ánimo de la enamorada, quien veía con profundo pesar la forzosa distancia que entre los dos pudiera interponerse. Sin embargo, la voluntad paterna fue determinante y tras una serie de obstáculos y aplazamientos que llenaron de felicidad el corazón de los amantes, Efraín enderezó sus pasos rumbo a Londres. El dolor de los primeros tiempos de separación fue mitigado por las incontables cartas que los muchachos se enviaban.
Muy pronto, Efraín resintió las dilaciones y tardanzas de su amada. Y cuando esta situación más lo mortificaba y ofendía, supo por boca de un amigo recién llegado a Inglaterra, que la joven María había sido postrada por una dolorosa enfermedad que la amenazaba cruelmente y que requería su presencia. Inauditos fueron entonces los dolores de Efraín tratando de encontrar vías inmediatas para su desplazamiento desde Europa.
Las enormes distancias y la lentitud de los transportes se erigía como otras tantas lanzas que mortificaban su corazón. Días y días se sucedían, sin que la añorada patria asomara en el horizonte. Llegaron después otras penalidades de la travesía de ríos y montanas, los accidentes, las lluvias, la crueldad de la naturaleza que inconmovible asistía a los agónicos esfuerzos del enamorado. Cuando ya Efraín consiguió descabalgar en tierras de «El Paraíso» y saludó emocionado a sus padres, por el semblante de aquellos adivinó la verdad: sus esfuerzos fueron vanos.
La amada no pudo aguardar su llegada y con su nombre entre los labios falleció.
La desesperación de Efraín lo condujo hasta el pie de la tumba de María, en donde los recuerdos de las alegrías pasadas que la llevaron hasta la postración. Finalmente, incapaz de soportar la vida en medio del maravilloso valle que fuera escenario de su amor y que lo inundaba cada instante con su salud de recuerdos y emociones, Efraín decidió abandonar para siempre la tierra de sus mayores y se adentró en lo desconocido. Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad Crying or Very sad
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jiraiya-Admin
Hokage
Hokage


Masculino Cantidad de envíos: 213
Fecha de inscripción: 16/09/2009
Edad: 24
Localización: Cañete, Chile

MensajeTema: Re: St es el resumen de la novela "Maria" de Jorge Isaac   Sáb Oct 17, 2009 8:16 pm

O_O

_________________



La Leyenda Del Galante Jiraiya
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://shinobiseirei.forosactivos.net
Anko Mitarashi
Sannin


Femenino Cantidad de envíos: 135
Fecha de inscripción: 12/10/2009
Edad: 20
Localización: Perú/Lima/San Juan de Miraflores

MensajeTema: Re: St es el resumen de la novela "Maria" de Jorge Isaac   Lun Oct 19, 2009 6:38 am

wow! si es un resumen que será la obras literaria O_O
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.shinobiseirei.tk
Anko Mitarashi
Sannin


Femenino Cantidad de envíos: 135
Fecha de inscripción: 12/10/2009
Edad: 20
Localización: Perú/Lima/San Juan de Miraflores

MensajeTema: Re: St es el resumen de la novela "Maria" de Jorge Isaac   Lun Oct 19, 2009 6:44 am

wow! si es un resumen que será la obras literaria O_O
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.shinobiseirei.tk
Jiraiya-Admin
Hokage
Hokage


Masculino Cantidad de envíos: 213
Fecha de inscripción: 16/09/2009
Edad: 24
Localización: Cañete, Chile

MensajeTema: Re: St es el resumen de la novela "Maria" de Jorge Isaac   Jue Oct 22, 2009 6:27 am

Efrain se suicidó??

_________________



La Leyenda Del Galante Jiraiya
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://shinobiseirei.forosactivos.net
Hinata
Gennin


Femenino Cantidad de envíos: 15
Fecha de inscripción: 19/09/2009
Edad: 20

MensajeTema: Re: St es el resumen de la novela "Maria" de Jorge Isaac   Vie Oct 23, 2009 6:14 pm

weno la obra literaria es espantosamente larga
tiene LXV capitulos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hinata
Gennin


Femenino Cantidad de envíos: 15
Fecha de inscripción: 19/09/2009
Edad: 20

MensajeTema: Re: St es el resumen de la novela "Maria" de Jorge Isaac   Vie Oct 23, 2009 6:14 pm

ste es el ultimo



En la tarde de ese día, durante el cual había visitado todos los sitios que me eran queridos, y que no debía volver a ver, me preparaba para emprender viaje a la ciudad, pasando por el cementerio de la parroquia donde estaba la tumba de María. Juan Angel y Braulio se habían adelantado a esperarme en él, y José, su mujer y sus hijas me rodeaban ya para recibir mi despedida. Invitados por mí me siguieron al oratorio, y todos de rodillas, todos llorando, oramos por el alma de aquella a quien tanto habíamos amado. José interrumpió el silencio que siguió a esa oración solemne para recitar una súplica a la protectora de los peregrinos y navegantes.
Ya en el corredor, Tránsito y Lucía, después de recibir mi adiós, sollozaban cubierto el rostro y sentadas en el pavimento; la señora Luisa había desaparecido; José, volviendo a un lado la faz para ocultarme sus lágrimas, me esperaba teniendo el caballo del cabestro al pie de la gradería; Mayo, meneando la cola y tendido en el gramal, espiaba todos mis movimientos como cuando en sus días de vigor salíamos a caza de perdices.
Faltóme la voz para decir una postrera palabra cariñosa a José y a sus hijas; ellos tampoco la habrían tenido para responderme.
A pocas cuadras de la casa me detuve antes de emprender la bajada a ver una vez más aquella mansión querida y sus contornos. De las horas de felicidad que en ella había pasado, sólo llevaba conmigo el recuerdo; de María, los dones que me había dejado al borde de su tumba.
Llegó Mayo entonces, y fatigado se detuvo a la orilla del torrente que nos separaba: dos veces intentó vadearlo y en ambas hubo de retroceder: sentóse sobre el césped y aulló tan lastimosamente como si sus alaridos tuviesen algo de humano, como si con ellos quisiera recordarme cuánto me había amado, y reconvenirme porque lo abandonaba en su vejez.
A la hora y media me desmontaba a la portada de una especie de huerto, aislado en la llanura y cercado de palenque, que era el cementerio de la aldea. Braulio, recibiendo el caballo y participando de la emoción que descubría en mi rostro, empujó una hoja de la puerta y no dio un paso más. Atravesé por en medio de las malezas y de las cruces de leño y de guadua que se levantaban sobre ellas. El Sol al ponerse cruzaba el ramaje enmarañado de la selva vecina con algunos rayos, que amarilleaban sobre los zarzales y en los follajes de los árboles que sombreaban las tumbas. Al dar la vuelta a un grupo de corpulentos tamarindos quedé enfrente de un pedestal blanco y manchado por las lluvias, sobre el cual se elevaba una cruz de hierro: acerquéme. En una plancha negra que las adormideras medio ocultaban ya, empecé a leer: «María»...
A aquel monólogo terrible del alma ante la muerte, del alma que la interroga, que la maldice... que le ruega, que la llama... demasiado elocuente respuesta dio esa tumba fría y sorda, que mis brazos oprimían y mis lágrimas bañaban.
El ruido de unos pasos sobre la hojarasca me hizo levantar al frente del pedestal: Braulio se acercó a mí, y entregándome una corona de rosas y azucenas, obsequio de las hijas de José, permaneció en el mismo sitio como para indicarme que era hora de partir.
Púseme en pie para colgarla de la cruz, y volví a abrazarme a los pies de ella para dar a María y a su sepulcro un último adiós...
Había ya montado, y Braulio estrechaba entre sus manos una de las mías, cuando el revuelo de un ave que al pasar sobre nuestras cabezas dio un graznido siniestro y conocido para mí, interrumpió nuestra despedida: la vi volar hacia la cruz de hierro, y posada ya en uno de sus brazos, aleteó repitiendo su espantoso canto.
Estremecido, partí a galope por en medio de la pampa solitaria, cuyo vasto horizonte ennegrecía la noche.
Fin
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 

St es el resumen de la novela "Maria" de Jorge Isaac

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» "Festejo" Musica Negra del Peru
» "Die Eier des Generals", DAK Dio 1/35.
» Felices Fieshhtas con la "K"
» UNA CUESTION DE "ACTITUD"
» PASO A PASO "PINCEL SECO" TEMPERA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Shinobis Seirei :: -